BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 03/046
20 de junio de 2006
 

DIA MUNDIAL DEL REFUGIADO
"“RECORDEMOS LA RESPONSABILIDAD DE MANTENER VIVA LA LLAMA DE LA ESPERANZA,” KOFI ANNAN

 

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas en el Día Mundial del Refugiado (20 de junio):

Para las miles de personas que cada año se ven obligadas a dejar sus hogares y huir con sus pocas pertenencias, esto es, a menudo, sólo el principio de una larga batalla. Una vez que se encuentran a salvo de la persecución o de la guerra, tienen que enfrentar enormes desafíos para conseguir lo que la mayoría de nosotros tenemos garantizado: educación, trabajo, vivienda digna o asistencia médica.

Las adversidades adoptan muchas formas y los refugiados tienen que tomar decisiones difíciles. Desgraciadamente, las agencias humanitarias con recursos limitados muchas veces se ven forzadas a adoptar decisiones difíciles para definir un orden de necesidades prioritarias. ¿Qué resulta ser más importante para los miles de niños que se encuentran en un campamento de refugiados: una escuela o un centro de salud? Además de los esfuerzos para construir una nueva vida, muchos refugiados se enfrentan a las consecuencias de las heridas sicológicas y físicas causadas por los abusos sufridos en el pasado. Estos traumas pueden manifestarse durante muchos años, incluso en un entorno totalmente diferente. Es posible que las familias que han sufrido persecución en sus países de origen vivan bajo la amenaza diaria de la repatriación forzosa. Aún bajo el amparo del asilo, un refugiado puede ser percibido como una amenaza y no como una víctima y puede enfrentarse a la intolerancia o la hostilidad.

Hoy la población mundial de refugiados alcanza su nivel más bajo desde 1980. A lo largo de los últimos años, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha ayudado a millones de personas a regresar a sus países o a comenzar una nueva vida en los países de asilo. Las agencias de la ONU trabajan conjuntamente para garantizar que los millones de desplazados dentro de su propio país, a menudo en condiciones similares a las de los refugiados, reciban la ayuda que necesitan. Cientos de miles de personas procedentes de países tales como la Federación Rusa y Liberia, han recibido ayuda para regresar voluntariamente a sus hogares.

Sin embargo, mientras celebramos el Día Mundial del Refugiado 2006, más de la mitad de los refugiados que se encuentran bajo el amparo del ACNUR llevan más de cinco años en el exilio. Que este día nos haga recordar nuestra responsabilidad de mantener viva la llama de la esperanza para quien más la necesita – los millones de refugiados y desplazados que todavía se encuentran lejos de casa.



 


Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial