BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 03/042
17 de junio de 2003
 



RELATOR ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA SITUACION DE LOS DERECHOS HUMANOS Y LAS LIBERTADES FUNDAMENTALES DE LOS INDIGENAS, SR. RODOLFO STAVENHAGEN, CONCLUYE SU VISITA A MEXICO
 


El Relator Especial sobre la Situación de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de los Indígenas, Dr. Rodolfo Stavenhagen, concluye mañana, 18 de junio, en la Ciudad de México, su visita oficial, iniciada el 2 de junio a invitación del Gobierno de México, que le llevó a recorrer los estados de Chihuahua, Sonora, Jalisco, Oaxaca, Chiapas y Guerrero, además del Distrito Federal.

Esta misión estuvo dirigida a obtener una mejor comprensión de la situación de los derechos humanos de los pueblos indígenas en México a través del diálogo con el Gobierno, las comunidades indígenas, la sociedad civil y el equipo de Naciones Unidas en México, y ha ofrecido al Relator Especial la posibilidad de recabar información directa sobre denuncias de violaciones de derechos humanos a miembros de comunidades indígenas del país. Esta visita representa también una oportunidad para explorar maneras de realzar respuestas coordinadas tanto a nivel nacional como internacional a las necesidades de los indígenas de México.

En la Ciudad de México, el Dr. Stavenhagen mantuvo reuniones con autoridades Federales, Estatales y Municipales incluidos el Sr. Vicente Fox Quesada, Presidente de la Republica; Lic. Santiago Creel, Secretario de Gobernación; Lic. Victor Lichtinger, Secretario del Medio Ambiente; Lic. Florencio Salazar; Secretario para la Reforma Agraria; Ing. Xóchitl Gálvez Ruiz, Titular de la Oficina de Representación para Pueblos Indígenas de la Presidencia; Mtra. Mariclaire Acosta, Subsecretaria para Derechos Humanos y Democracia de la Secretaria de Relaciones Exteriores; Dr. Isaías Rivera, Procurador Agrario; Don Luis H. Alvarez, Coordinador para el Diálogo y la Paz en Chiapas; Lic. Herbert Taylor, Coordinador General del Plan Puebla Panamá; así como con diputados y senadores de las Comisiones de Asuntos Indígenas y de la COCOPA del Congreso de la Unión.

Durante su gira el Relator Especial se reunió con autoridades locales y organizaciones civiles y populares en Chihuahua, Sonora, Jalisco, y el Distrito Federal. Se entrevistó con representantes de los pueblos indígenas tarahumaras, yaquis, mayos, seris, o’dham, o’tham, kikapús, cucapás, nahuas de Jalisco y Colima, huicholes y diversos grupos indígenas que habitan en la zona metropolitana del Distrito Federal. En su visita a Oaxaca se reunió en la ciudad de Oaxaca y en el Istmo de Tehuantepec con representantes zapotecos, mixtecos, mixes, huaves y chontales.

En Chiapas el Relator Especial se entrevistó, entre otros, con autoridades civiles, militares y religiosas y sostuvo reuniones de trabajo con miembros de comunidades y organizaciones indígenas tzeltales, tzotziles, choles, lacandones y zoques. En particular el Dr. Stavenhagen efectuó visitas a diversas comunidades de la Selva Lacandona y la zona norte del Estado.

Como última etapa de su gira, estuvo en Tlapa, Guerrero, para asistir a un foro de derechos humanos y reunirse con representantes indígenas amuzgos, mixtecos, nahuas, tlapanecos y mestizos, quienes le presentaron informes, denuncias y peticiones.
Dado el interés de la temática, el Relator Especial sostuvo reuniones con el Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Dr. José Luis Soberanes, así como con los diversos Presidentes de las Comisiones Estatales y miembros de los respectivos consejos.

También tuvo discusiones con los representantes de las agencias del Sistema de las Naciones Unidas en México y con representantes de organizaciones no gubernamentales y centros acádemicos.

A pesar de que en el transcurso de los últimos años se han producido avances constitucionales en México, como en otros países de América Latina, en materia de reconocimiento de la diversidad cultural y étnica, y de los derechos de los pueblos indígenas, todavía existen y persisten grandes retos a los que debe enfrentarse el país en la consecución de la protección y promoción efectiva de los derechos humanos y libertades fundamentales de los indígenas.

Entre los problemas destacados durante su misión de información, el Relator Especial recabó múltiples testimonios en torno a los conflictos agrarios no resueltos por largo tiempo en diferentes partes del país. También se señalaron con insistencia situaciones de discriminación que sufren los indígenas en materia de procuración y administración de justicia.

Persisten en diversas partes azotadas por conflictos pasados las secuelas de desplazamiento involuntario de población así como amenazas de desalojos y reubicaciones por motivos diversos, los cuales mantienen a los afectados indígenas en situación de inseguridad y vulnerabilidad.

Se reportan situaciones de excesiva “militarización” en algunas comunidades indígenas y también la presencia de grupos armados acusados de ser “paramilitares”, que continúan siendo una amenaza latente a pesar de su aparente desarticulación.

La extrema pobreza y la falta de servicios básicos tales como la salud o la vivienda; las dificultades para proporcionar adecuada educación bilingüe e intercultural a la población escolar que la requiere, son cuestiones claves para las comunidades visitadas.

En todas las zonas visitadas el Relator Especial recogió el sentir de los pueblos indígenas por una nueva reforma a la reforma constitucional del 2001 en materia indígena. La insuficiencia del actual texto constitucional ha creado un clima de decepción y desconfianza entre los pueblos indígenas y sectores de la sociedad civil frente a la anunciada voluntad de cambio y la fuerte apuesta por el respeto a los derechos humanos que acompañó la transición democrática.

Durante la misión todas las autoridades federales, estatales y municipales le aseguraron su compromiso para atender en forma efectiva los problemas a los que se enfrentan millones de indígenas en el país. Al mismo tiempo, las informaciones y los testimonios recibidos durante las visitas a los diversos Estados de la Unión revelan la existencia de problemas pendientes tanto en materia de promoción como de protección de los derechos humanos. El rezago en materia de protección efectiva de los derechos humanos de los pueblos indígenas representa, en este momento, uno de los retos más significativos y difíciles para la sociedad mexicana.

El Relator Especial quiere expresar su preocupación ante el estancamiento en el que se encuentra el proceso de paz que conlleva graves consecuencias en el disfrute de los derechos humanos por parte de millones de indígenas no sólo en Chiapas sino en todo el país. Por ello el Relator Especial hace un llamamiento a que se retome el diálogo que conlleve una reactivación del proceso de paz y que reinstaure el clima de mutua confianza e ilusión que se alcanzó tras los acuerdos de San Andrés en 1996.

El Relator Especial elaborará un informe que será presentado a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

El Dr. Stavenhagen ocupa la posición de Relator Especial sobre los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de los Indígenas desde que se creó dicho mandato por la Comisión de Derechos Humanos en 2001.

Para más información, por favor contacte con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Ginebra, tel: +41 22 917 94 13, o con la Oficina de la Representación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, tel: +52 55 5263 9779


Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial