BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 03/035
30 de mayo de 2003
 

"Dos mil millones de personas sufren por falta de agua"
Mensaje del Secretario General de la ONU en el
Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio)


 


El lema del Día Mundial del Medio Ambiente 2003 "Agua: iDos mil millones sufren sin ella!" pone de relieve el papel fundamental que tiene el agua en la supervivencia humana y el desarrollo sostenible.

En la Cumbre del Milenio y en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, la comunidad internacional se comprometió a suministrar agua potable y servicios de saneamiento a través de objetivos medibles y con plazos concretos. Esos objetivos, a saber, reducir a la mitad la proporción de gente que no tiene un acceso sostenible al agua potable ya servicios básicos de saneamiento antes del año 2015, son vitales en sí mismos y también fundamentales para lograr los demás objetivos de desarrollo del Milenio, incluida la reducción de la mortalidad infantil, la lucha contra el paludismo, la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la facultación de la mujer y el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de las zonas de tugurios.

Las estadísticas actuales son inquietantes. Una de cada seis personas carece de un acceso regular al agua potable. Más del doble 2.400 millones de personas no disponen de servicios de saneamiento adecuados. Las enfermedades vinculadas con el agua provocan la muerte de un niño cada ocho segundos y son la causa del 80% del total de las enfermedades y muertes en el mundo en desarrollo, situación que resulta mucho más trágica si se tiene en cuenta que desde hace mucho tiempo sabemos que esas enfermedades se pueden prevenir fácilmente.

Si bien en los últimos 20 años el mundo en desarrollo ha presenciado un aumento del suministro de los servicios de agua, ese adelanto se vio contrarrestado en gran parte por el crecimiento demográfico. En muchos lugares del mundo se vive con el fantasma de la escasez de agua a causa del cambio climático, la contaminación y el consumo excesivo. El desafío para nosotros es suministrar servicios de agua para todos, especialmente los pobres; optimizar la productividad de los recursos hídricos, especialmente en la agricultura, sector al que se destina la mayor parte de esos recursos en todo el mundo y en el que, sin embargo, muchas de las prácticas de rutina que se emplean para el uso del agua suelen ser ineficientes; y velar por que los ríos y los acuíferos subterráneos compartidos por dos o más países se gestionen en forma equitativa y armoniosa.

Por un lado hace falta agua dulce, y por otro una nueva forma de pensar. Debemos aprender a valorar el agua. En algunos casos, será necesario que los usuarios paguen un precio que se ajuste a la realidad; en ninguno, por esa valoración se debería privar de este recurso vital a poblaciones ya marginalizadas. Una de las paradojas más perversas con respecto al agua en el mundo en el presente es que las personas con menores ingresos s9n las que en general más pagan por el agua.

Esta nueva forma de pensar también implica encontrar soluciones prácticas y adecuadas para garantizar un abastecimiento fiable y equitativo del agua. Algunas de esas soluciones son simples y económicas. La recolección del agua de lluvia, sin ir más lejos, podría ayudar a dos mil millones de personas en Asia. La purificación del
agua antes de beberla y las campañas de salud pública sobre prácticas básicas de higiene serían de gran ayuda para aliviar la carga de morbilidad mundial ocasionada por el agua sucia.

Para proporcionar servicios adecuados de saneamiento y un suministro sostenible de agua dulce también serán necesarias nuevas inversiones de envergadura en la infraestructura y la tecnología. Se estima que para lograr las metas acordadas habrá que duplicar con creces los gastos anuales en agua potable y saneamiento.

Este Día Mundial del Medio Ambiente, en este Año Internacional del Agua Dulce, comprometámonos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para responder a la crítica situación de 2.000 millones de seres humanos que se están muriendo por falta de agua y saneamiento.


www.nacionesunidas.org.mx

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial