BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 03/019
20 de marzo del 2003
 

Declaración del Secretario General sobre Iraq
 


Hoy, a pesar de los mejores esfuerzos por parte de la comunidad internacional y las Naciones Unidas, la guerra se ha manifestado en Iraq por tercera vez en un cuarto de siglo.

Quizás si hubiéramos perseverado un poco más, el desarme de Iraq hubiera sido pacífico o, si no, el mundo pudo haber actuado de manera que resolviera este problema por medio de una decisión colectiva, concediéndole mayor legitimidad y más apoyo del que ahora tiene.

Pero no vivamos en las divisiones del pasado. Confrontemos las realidades del presente, a pesar de lo duras que sean, y busquemos la forma de forjar una unidad más fuerte en el futuro.

Mis pensamientos están hoy con el pueblo iraquí que se enfrenta a otra terrible experiencia. Espero que todas las partes vigilen a conciencia sus obligaciones con el derecho humanitario internacional y que hagan cuanto esté en sus manos por proteger a la población civil de las sombrías consecuencias de la guerra. Por su parte, las Naciones Unidas harán todo lo que puedan para llevarles asistencia y apoyo.

Esperemos que el futuro del pueblo iraquí sea mejor que su pasado reciente y que pronto tengan la oportunidad de reconstruir su país en paz y libertad, bajo el derecho de la ley.

En las últimas semanas, los pueblos del mundo han mostrado la gran importancia que le adhieren a la legitimidad de la autoridad transmitida por Naciones Unidas. Han puesto en claro que, al confrontar la incertidumbre y el peligro, quieren ver el poder al mismo nivel que la legitimidad. Los pueblos del mundo quieren que sus líderes se unan, en las Naciones Unidas, para resolver los problemas que comparte todo la humanidad.

Haré lo mejor que pueda para asegurar que las Naciones Unidas cumplan con este reto.


www.nacionesunidas.org.mx

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial