¿Qué es el Pacto Mundial?

La apertura de mercados y los compromisos internacionales han incentivado el crecimiento y el desarrollo en las décadas posteriores a 1945. Sin embargo, en muchos lugares del mundo está surgiendo una oposición frente a la globalización, mientras la habilidad de los mercados para responder a las expectativas y a las necesidades sociales es cuestionada y la dispersión de las fuerzas del mercado supera la capacidad de las sociedades y sus sistemas políticos para ajustarse de forma efectiva.

Para conservar los logros pasados y preparar las bases para un nuevo periodo de prosperidad se requiere de una acción urgente a través de renovar al compromiso de apertura e integración y encontrar nuevas formas de incluir a las fuerzas mundiales del mercado en principios sociales universalmente compartidos, permitiendo así que todos los países y culturas tengan un sentido de propiedad en la economía global.

En la Cumbre Económica Mundial de Davos en 1999, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, invitó a las empresas a que cooperen en este sentido demostrando una buena ciudadanía global donde quiera que actúen. Propusó un "acuerdo mundial" que incluyera tres áreas en las que existe un consenso internacional compartido: derechos humanos, condiciones de trabajo y protección del medio ambiente.

En consecuencia, el Secretario General de Naciones Unidas invitó a los líderes económicos a que adopten y apliquen nueve principios derivados de la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Declaración sobre principios y derechos fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo, de la Cumbre de Copenhague, y de la Declaración de Río de la Conferencia de Naciones Unidas sobre desarrollo y medioambiente de 1992 (la Cumbre de la Tierra) y la fase operacional del Pacto Mundial se inauguró el 26 de julio de 2000 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

El Pacto Mundial intenta promover, a través de la acción colectiva, el civismo empresarial responsable a fin de que el mundo de los negocios forme parte de la solución de los retos que plantea la mundialización. De este modo, el sector privado, en colaboración con otros agentes sociales, puede contribuir a hacer realidad la visión del Secretario General: una economía mundial más sostenible e incluyente.

Existen hoy cientos de empresas de todas partes del mundo, grupos sindicales internacionales y organizaciones de la sociedad civil que participan en el Pacto Mundial. Éste es una iniciativa directa del Secretario General que cuentya con una estructura ágil y gran flexibilidad operativa.

El Pacto Mundial tiene dos objetivos complementarios:

  • Integrar el Pacto Mundial y sus principios en las actividades y las estrategias de las empresas
  • Facilitar la cooperación entre los principales interesados y promover asociaciones destinadas a apoyar los objetivos de las Naciones Unidas. El Pacto Mundial facilita el logro de estos objetivos y ofrece oportunidades de participación a través de varios mecanismos: diálogos de política, actividades de aprendizaje, creación de redes locales y proyectos de colaboración

El Pacto Mundial no es un instrumento regulador, es decir, que no vigila, ni impone, ni evalúa la conducta o las acciones de las empresas. Se podría decir que el Pacto Mundial se apoya en la responsabilidad ante el público, en la transparencia y en el interés bien entendido de las empresas, de los trabajadores y de la sociedad civil, para poner en marcha acciones sustantivas comunes en pro de los principios en los que se basa el Pacto.

Los diez principios

Los diez principios universales del Pacto Mundial en materia de derechos humanos, trabajo y medio ambiente se derivan de:

  • La Declaración Universal de Derechos Humanos;
  • La Declaración de Principios de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los derechos fundamentales en el trabajo;
  • La Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo.
  • Convención de la Naciones Unidas contra la Corrupción de 2004.

Los diez principios son los siguientes:

Derechos Humanos
Principio No. 1 Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos reconocidos internacionalmente dentro de su esfera de influencia.
Principio No. 2 Deben asegurarse de no actuar como cómplices de violaciones de los derechos humanos.
Trabajo
Principio No. 3 Se pide a las empresas que apoyen la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.
Principio No. 4 Que promuevan la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso y obligatorio.
Principio No. 5 Que promuevan la abolición efectiva del trabajo infantil.
Principio No. 6 Que promuevan la eliminación de la discriminación en relación con el empleo y la ocupación.
Medio Ambiente
Principio No. 7 Las empresas deben apoyar un criterio de precaución respecto de los problemas ambientales.
Principio No. 8 Adoptar iniciativas para promover una mayor responsabilidad ambiental.
Principio No. 9 Fomentar el desarrollo y la difusión de tecnologías ecológicamente racionales.
Principio No. 10 Las empresas deberán trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluyendo la extorsión y el soborno.

Más información sobre los 10 principios del Pacto Mundial