Imprimir
Cerrar ventana

Sesión especial en favor de la Infancia

La Sesión Especial fue la primera reunión de este tipo dedicada exclusivamente a la infancia y la primera que incluyó a niños y niñas como delegados oficiales. Se organizó para analizar los progresos alcanzados desde la Cumbre Mundial en favor de la Infancia de 1990 y renovar el compromiso internacional en favor de los derechos de la niñez.

La Sesión Especial culminó con la aprobación oficial por parte de 180 naciones de su documento final, titulado "Un mundo apropiado para los niños". En éste se acordó por unanimidad un nuevo programa a favor de los niños del mundo y en colaboración con éstos que comprende 21 metas y objetivos concretos de cumplimiento durante el próximo decenio.

Los dirigentes se comprometen a completar el programa pendiente de la Cumbre Mundial en favor de la Infancia de 1990. Así como a lograr los objetivos y las metas a más largo plazo, en particular los de la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas. En ésta se reafirma la obligación de los dirigentes de promover y proteger los derechos de todos los niños teniendo presentes las normas jurídicas establecidas por la Convención sobre los Derechos del Niño y sus Protocolos Facultativos. Se insta a toda la sociedad a que se sume a un movimiento mundial encaminado a crear un mundo apropiado a partir de los diez imperativos de acción en torno a los cuales se articulaba también la campaña Decir sí por los Niños.

Los resultados buscados son tres:

En el Plan de Acción también se reafirman metas y objetivos anteriores pertinentes para la infancia recogidos por cumbres y conferencias mundiales, incluida la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas. Se enumeran 21 metas en pro de la infancia, que corresponden a las cuatro esferas de acción prioritarias:

Además, se insta a la movilización y la asignación de recursos nuevos y adicionales, tanto en el plano nacional como internacional.

inicio

Derechos reservados CINU, 2000