19 de septiembre de 2001

BUSCA EL ACNUR EL DESPLIEGUE URGENTE DE UNA
FUERZA DE SEGURIDAD EN LA
ANTIGUA REPUBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA

SKOPJE.- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados hizo hoy día un llamado para el establecimiento de una presencia internacional de seguridad para la transición ante la partida de las fuerzas de la OTAN, para permitir así el retorno en condiciones de seguridad de todos los refugiados y personas desplazadas en la antigua República Yugoslava de Macedonia (aRYM).

Se prevé que la fuerza de la OTAN, que consta de 4,700 personas, se vaya de la aRYM el 26 de septiembre, finalizando así su misión de recoger las armas de los rebeldes del grupo étnico albanés.

Eric Morris, enviado especial del ACNUR para los Balcanes, expresó que el arreglo de seguridad para remplazar a la OTAN que se está discutiendo actualmente, y cuya finalidad principal es la de proteger a los verificadores internacionales del proceso de paz, probablemente no sea suficiente.

"Lo que se requiere es credibilidad para la presencia que garantice la seguridad y que pueda ayudar al gobierno macedonio en el mantenimiento del estado de derecho y del orden en las zonas afectadas, así como en abordar las legítimas preocupaciones relativas a la seguridad de ambas comunidades," declaró Eric Morris.

El reinicio de los retornos durante las últimas dos semanas incluyó a más de 12,000 refugiados que volvieron a sus hogares desde Kosovo. Un total de 52,500 refugiados han regresado desde junio, y otros 29,4000 permanecen en Kosovo. Se estima que por lo menos 76,000 se han desplazado dentro de los límites fronterizos de la aRYM, de los cuales 60% son del grupo étnico macedonio.

Al tiempo que se han presentado retornos importantes a muchos poblados en condiciones de seguridad relativa, el ACNUR está profundamente preocupado de que algunas de las zonas afectadas por el conflicto, ubicadas en los alrededores de Kumanovo y de Tetovo, continúen en una situación volátil, y la salida de la OTAN puede crear un vacío que los grupos armados podrían explotar.

"No debemos pasar por alto el 'dilema de la seguridad', es decir, la tentación de ambas partes de establecer un mecanismo irregular de defensa propia para llenar la brecha de seguridad," explicó Morris.

"Una fuerza de seguridad internacional con credibilidad puede ayudar a desalentar el surgimiento de instituciones paralelas en la aRYM y servir también para establecer un puente en el proceso de transición para establecer una policía multi-étnica bajo el marco del acuerdo.

"El arreglo de seguridad internacional debería ser temporal, pero es absolutamente necesario para impedir un mayor derramamiento de sangre y un mayor desplazamiento. La comunidad internacional debe actuar ahora si está dispuesta a consolidar los avances de la paz desde el acuerdo de paz del 13 de agosto," finalizó Morris.

 



Oficina Regional
del ACNUR
para México, Cuba
y América Central

Séneca 129
Col. Palmas Polanco
México, D.F.

Tel. (52) 5280-1383
/ 5280 - 1508
fax (52) 5280-2133

mexme@unhcr.ch


Información
Pública en
Ginebra

hqpi00@unhcr.ch
HQPI00
P.O. Box 2500
1211 Geneva 2

Tel.:
(41 22) 739 85 02

Fax:
(41 22) 739 73 15

www.unhcr.ch
www.acnur.org