18 de septiembre de 2001

EL JEFE DE ACNUR SUBRAYA LAS CONSIDERACIONES HUMANITARIAS DURANTE SU VISITA

WASHINGTON.- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Ruud Lubbers, hizo hoy día un llamado urgente a los líderes estadounidenses para considerar cuidadosamente las consecuencias humanitarias de cualquier acción que se tome en Afganistán.

"Es importante estar conscientes de la situación ya de por si desesperada, de millones de civiles afganos así como de las consecuencias humanitarias para la gente común al momento de formular la política a seguir," dijo Lubbers.

"Miles de personas en Afganistán están ya desplazándose, y de esta manera se unen a otras millones de personas de origen afgano ya desplazadas dentro y fuera de su país desde antes de esta última crisis. Debemos hacer todo lo que está a nuestro alcance para evitar mayores desplazamientos de civiles inocentes," agregó el Alto Comisionado.

Lubbers expresó también sus profundas condolencias personales a los funcionarios estadounidenses y al pueblo norteamericano por la pérdida trágica de vidas, resultado de los ataques terroristas de la semana pasada. Lubbers envió su carta de condolencias al Presidente George W. Bush la semana anterior.

Lubbers hizo también un llamado a los norteamericanos a prevenir cualquier repercusión xenofóbica, en particular debido a los incidentes ocurridos recientemente en contra de las comunidades árabes y musulmanas en Estados Unidos.

Lubbers hizo estos señalamientos durante una visita oficial a Washington, DC, en donde se reunió con el Departamento de Estado y otros funcionarios estadounidenses.

Estados Unidos siempre ha apoyado fuertemente la causa de los refugiados y ha constituido un santuario de esperanza y seguridad para los refugiados de todo el mundo. Lubbers hizo un llamado a los estadounidenses a mantenerse firmes y a continuar con esa tradición generosa.

"En el ACNUR estamos muy impactados y tristes por las muertes de tantos civiles inocentes y por la horrenda destrucción que hemos visto en Nueva York, Washington y Pennsylvania," dijo Lubbers. "En tanto que las emociones inundan el ambiente y al tiempo que los estadounidenses y el resto del mundo están de luto por los ataques terroristas del martes pasado, nosotros deberíamos contenernos de señalar y de incitar el odio en contra de grupos inocentes, como son los refugiados."

Los comentarios de Lubbers hicieron eco de las declaraciones públicas que hiciera previamente el Presidente Bush, el Procurador General John Ashcroft, el Senador Edward Kennedy y otros líderes políticos, religiosos y comunitarios, al condenar los ataques contra los civiles, mismos que se han basado en motivos de raza, religión o bien en el origen nacional de las personas.

"Los estadounidenses tienen una historia digna de orgullo de ayudar a la gente que ha huido de la opresión y de la brutalidad, y que ha buscado la libertad y la democracia," dijo Lubbers. "Mi deseo más ferviente y mi creencia es que esta tradición estadounidense de generosidad y respeto por las vidas y el bienestar de los refugiados continúe estando presente".

 



Oficina Regional
del ACNUR
para México, Cuba
y América Central

Séneca 129
Col. Palmas Polanco
México, D.F.

Tel. (52) 5280-1383
/ 5280 - 1508
fax (52) 5280-2133

mexme@unhcr.ch


Información
Pública en
Ginebra

hqpi00@unhcr.ch
HQPI00
P.O. Box 2500
1211 Geneva 2

Tel.:
(41 22) 739 85 02

Fax:
(41 22) 739 73 15

www.unhcr.ch
www.acnur.org