5 de octubre de 2001

LA CONVENCIÓN DE LOS REFUGIADOS
NO PROTEGE A LOS TERRORISTAS: LUBBERS


GINEBRA.- El Alto Comisionado Ruud Lubbers exhortó a los gobiernos este viernes a evitar hacer una asociación automática entre refugio y terrorismo, al insistir en la importancia de continuar con la protección internacional de los refugiados.

En su discurso de clausura de la reunión anual del Comité Ejecutivo del ACNUR, Lubbers señaló que los atentados terroristas perpetrados el 11 de septiembre en Estados Unidos han movilizado a la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo. Actualmente, muchos países están en proceso de poner en marcha nuevas barreras de seguridad en los procedimientos de la determinación del estatuto de los refugiados.

"La lucha contra el terrorismo no debe, en ningún caso, debilitar el régimen de protección de los refugiados", declaró el Alto Comisionado.

"Todos ustedes pueden desempeñar un papel importante en transmitir a sus gobiernos respectivos la necesidad de no mal interpretar la Convención sobre Refugiados de 1951 como un instrumento que brinda santuario a los terroristas," explicó a los representantes de los 57 países miembros del órgano máximo del ACNUR. "La Convención, si se aplica correctamente, no brinda protección a los criminales. Por el contrario, está diseñada adecuadamente para excluir a las personas que hayan cometido crímenes particularmente serios."

A la vez que reconoció la necesidad de la comunidad internacional de luchar contra el terrorismo y contra el abuso de los sistemas de refugio, Lubbers dijo que "no debe establecerse una asociación entre los refugiados y el terrorismo, entre refugiados y criminales".

El Alto Comisionado exhortó también a los gobiernos a financiar la totalidad del presupuesto del ACNUR solicitado para el año 2002, equivalente a un monto de 828 millones de dólares, ya que desde ahora existe un faltante de por lo menos 10 por ciento. En el año 2001 hicieron falta más de $100 millones de dólares de un presupuesto total de 882 millones, explicó.

Este año, el ACNUR ha reducido a su personal en 16 por ciento y su presupuesto en alrededor de 10 por ciento para no exceder el ingreso anticipado. Al mismo tiempo, señaló Lubbers, los países donantes siguen exigiendo al ACNUR que mejore la calidad y el desempeño de su trabajo a favor de los 21.8 millones de refugiados en todo el mundo.

"El ACNUR no puede pelear en dos frentes. Mejorar su desempeño y calidad sin recibir los fondos suficientes es simplemente imposible", precisó el Alto Comisionado.

El Señor Lubbers exhortó también a los gobiernos de los países donantes a garantizar una nueva solicitud de emergencia por la cantidad de 268 millones de dólares, que se destinarán a financiar la ayuda humanitaria de emergencia para Afganistán y para los países fronterizos, sin afectar a las otras operaciones en el mundo entero de los fondos necesarios.

"Las contribuciones para Afganistán no deben hacerse en detrimento de los otros programas de refugiados en el mundo," dijo. "No podemos condenar al olvido ningún otro programa de refugiados."

A partir de este año, México forma parte del Comité Ejecutivo del ACNUR. En esta reunión, estuvo representada por el Subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Javier Moctezuma Barragán.


 



Oficina Regional
del ACNUR
para México, Cuba
y América Central

Séneca 129
Col. Palmas Polanco
México, D.F.

Tel. (52) 5280-1383
/ 5280 - 1508
fax (52) 5280-2133

mexme@unhcr.ch


Información
Pública en
Ginebra

hqpi00@unhcr.ch
HQPI00
P.O. Box 2500
1211 Geneva 2

Tel.:
(41 22) 739 85 02

Fax:
(41 22) 739 73 15

www.unhcr.ch
www.acnur.org