La Organización de las Naciones Unidas se fundó en 1945 a raíz de la devastadora guerra mundial para ayudar a estabilizar las relaciones internacionales y fortalecer los cimientos de la paz.

El mantenimiento de la paz es una de las principales preocupaciones de la ONU. No obstante, las Naciones Unidas son mucho más que el mantenimiento de la paz. A menudo sin recibir la atención del público, la ONU y su familia de agencias especializadas participan en una amplia gama de tareas que tienen un impacto directo en la calidad de vida de las personas en todas partes del mundo. De hecho, el 80% del trabajo de la ONU está orientado a acciones en favor del desarrollo.

Muchas de las oficinas en México, tienen caracter regional y atienden desde este país las necesidades de otras naciones de la región. Otras oficinas de las Naciones Unidas, sin representación en el país, tienen una relación cercana con México. Tal es el caso de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Organización Meteorológica Mundial.

Pero la ONU no está compuesta sólo por sus agencias y organismos. Las Naciones Unidas somos todos "nosotros los pueblos del mundo".

Todos tenemos que ver en la solución de los problemas que enfrenta la humanidad. Con tu ayuda podremos vivir en un mundo mejor. Por ello, para que la Organización de las Naciones Unidas pueda lograr los propósitos para los que fue creada es indispensable que los pueblos del mundo estén perfectamente informados de sus propósitos y labores.