ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS REFUGIADOS.
Oficina Regional para México y Centroamérica.

LOS REFUGIADOS NO SON UNA AMENAZA....
MAS BIEN... ELLOS SON LOS AMENAZADOS.

Recibir refugio cuando tu vida, libertad o integridad física están amenazadas en tu país de origen, es un derecho humano básico. La comunidad internacional se ha comprometido a proteger a los refugiados. Ayudemos y respetemos a las personas refugiadas que se encuentren en nuestra comunidad... nunca sabemos si algún día nos podamos convertir en un refugiado también.

Un refugiado es una persona perseguida en su país de origen por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a determinado grupo social y que no puede o no quiere acogerse a la protección que le brinda su país de origen, por lo tanto se ve forzado a salir de su país y cruzar una frontera internacional. Un migrante económico no es un refugiado. El primero es perseguido, huye para salvar su vida mediante la protección de otro país. El segundo sale de su país buscando mejores oportunidades de vida y trabajo.
Cuando se le da una oportunidad, la persona refugiada normalmente hace contribuciones importantes. En México, muchos refugiados han hecho grandes aportaciones en diversos campos, como la ciencia, el arte, la producción alimentaria, la investigación, por mencionar algunos.

El ACNUR tiene el mandato de asistir y brindar protección internacional a las personas refugiadas, además de velar porque cada refugiado y refugiada tenga acceso a los derechos humanos básicos.
Su trabajo se desarrolla de manera directa con la población refugiada y en cooperación con el gobierno de México, específicamente con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) de la Secretaría de Gobernación, así como a través de instituciones no gubernamentales que ejecutan los programas de asistencia en México.
Cuando los refugiados han llegado masivamente y se establecen en campamentos, la ayuda también beneficia a la comunidad nacional donde se establecen.

Las prioridades del ACNUR en México son en este momento: consolidar soluciones duraderas para los refugiados guatemaltecos que se encuentran en Chiapas; apoyar en la consolidación de las instituciones adecuadas para llevar a cabo procedimientos de reconocimiento de los nuevos solicitantes de refugio, ya que es esto un proceso complejo y especializado; apoyar a los refugiados en su integración en México en lo que pueden repatriarse voluntariamente a sus países de origen una vez terminada la amenaza que vivían, o bien si deciden no volver.

En años recientes, a México han llegado pocos refugiados en comparación con otros países. Estas personas no constituyen una carga económica para los países que los reciben, porque la comunidad internacional destina fondos para su protección en los países en vías de desarrollo.
Demos una mano a los refugiados para que puedan dar lo mejor de sí a nuestro país.

Para mayores informes:
ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS REFUGIADOS.
Séneca no 129. Col. Palmas Polanco. Cp 11540. México D.F. 5280 1383 y 1508 ext. 117
Información Pública: Diana Goldberg. e-mail: goldberg@unhcr.ch
PWEB: www.unhcr.ch o www.unhcr-50.org