CENTRO DE INFORMACION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA MEXICO, CUBA Y REPUBLICADOMINICANA


logo ONU

BOLETIN ONU OCTUBRE 16 , 1999
Núm. 99/90
 
 

"ERRADICAR EL HAMBRE ES EL PRIMER PASO
EN LA LUCHA CONTRA LA POBREZA", AFIRMA KOFI ANNAN,
EN EL DIA MUNDIAL DE LA ALIMENTACION

A continuación el mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en ocasión del Día Mundial de la Alimentación, a celebrarse el 16 de obtubre.

Cada año, el «Día Mundial de la Alimentación», trae a la mente un triste recuerdo: millones de personas en el mundo no tienen lo suficiente para alimentarse. En 1999, esta conmemoración también nos hace recordar que pese a los avances tecnológicos conseguidos en este siglo de enorme progreso, no hemos sido capaces de erradicar el hambre. No debemos olvidar que hubiéramos podido lograr este objetivo si realmente lo hubiéramos asumido como una máxima prioridad.
Cerca de 830 millones de personas padecen hambre actualmente como consecuencia de los shocks económicos, de los conflictos, de los desastres naturales y la profundización de la pobreza. Las estadísticas sobre el hambre que padecen los niños son particularmente aterradoras. Cerca de 192 millones de niños menores de cinco años padecen deficiencias de calorías y de proteínas. Cada día, mueren 11 mil de estos niños. El hambre es un factor significativo de estas muertes. Esto arroja un promedio de un niño muerto cada ocho segundos por falta de comida.
Los niños y diversos sectores de sociedades enteras pagan de muchas otras maneras el costo de la insuficiente alimentación. Los niños desnutridos no tendrán una segunda oportunidad, debido a que una buena alimentación posterior no puede compensar los daños físicos y mentales provocados en los primeros años de la infancia.
Asimismo, la educación se resiente cuando la alimentación es escasa debido a que los infantes en su mayoría niñas - no pueden concurrir a la escuela, o si pueden hacerlo no logran aprender adecuadamente si tienen el estómago vacío. La falta de educación combinada con un mal estado de salud, hace que estas personas tengan menos posibilidades de hacer contribuciones al desarrollo de sus comunidades.
Erradicar el hambre es el primer paso en la lucha contra la pobreza. Pero los pobres están atrapados en una trampa de hambre, sin tener la posibilidad de dar los pasos que los llevarían a construir un futuro mejor. Millones de personas hacen frente a sus necesidades inmediatas de alimentos, a través de soluciones que ponen en riesgo su seguridad alimentaria a largo plazo. Las familias que luchan contra el hambre, en la mayoría de los casos, no tienen la posibilidad de preservar los pocos bienes que poseen, y mucho menos pueden adquirir nuevos bienes.
Es evidente que el desarrollo que no promueve la seguridad alimentaria para todas personas carece de bases de sustentación. En este «Día Mundial de la Alimentación» debemos recordar que alimentar a los niños hambrientos no es solamente una obligación moral, sino también una inversión necesaria para lograr el desarrollo de los países.
Podemos quebrar el ciclo de hambre y pobreza si tenemos la voluntad de hacerlo. Probémonos a nosotros mismos que somos capaces de hacerlo. Asegurémonos  que en el futuro, para cualquier habitante del mundo, ningún día del año sea el «Día sin Alimentación».


INDICE DE COMUNICADOS

PAGINA PRINCIPAL DEL CENTRO DE INFORMACION
 
 

email

unicmex@servidor.dgsca.unam.mx