CENTRO DE INFORMACION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA MEXICO, CUBA Y REPUBLICADOMINICANA


logo ONU

BOLETIN ONU SEPTIEMBRE 16 , 1999
Núm. 99/68

"SALVAR NUESTROS CIELOS":   DIA INTERNACIONAL DE LA
PRESERVACION DE LA CAPA DE OZONO


 


A continuación, el mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en ocasión del Día Internacional de la Preser-vación de la Capa de Ozono (16 de septiembre):

El esfuerzo a nivel mundial dirigido a «Salvar nuestros cielos» de las sustancias que agotan la capa de ozono está dando resultados.
El Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, concertado en 1985, y el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, concertado en 1987, han encabezado una transición hacia el abandono de los clorofluorocarbonos (CFC) y otros productos químicos que agotan la capa de ozono. Ciertamente, la transición ha tenido lugar con mayor rapidez de lo que muchos pensaron que fuese posible, a pesar de que constantemente se ha venido aumentando la rigurosidad de los controles que los tratados estipulan.
Los países industrializados han elimi-nado gradualmente su producción y consumo de las sustancias que agotan la capa de ozono de uso más amplio, y han aportado más de 950 millones de dólares de los EE.UU. al fondo establecido con arreglo al Protocolo para prestar asistencia a los países en desarrollo en sus actividades en materia de eliminación gradual. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial, administrado conjuntamente por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Mundial, ha desembolsado más de 130 millones de dólares de los EE.UU. con destino a la Federación de Rusia y los países de Europa central y oriental.
Según la evaluación científica más reciente realizada por un grupo internacional de expertos patrocinado por el tratado, el nivel de los gases que agotan la capa de ozono en la estratosfera pronto alcanzará su magnitud máxima. Suponiendo que el Protocolo de Montreal se aplique a cabalidad, la capa deozono se recuperará y volverá a la normalidad a mediados del siglo próximo.
Esto constituye un logro importante para la comunidad internacional, y pone de manifiesto la manera en que los gobiernos y las industrias, conjuntamente con las Naciones Unidas, pueden colaborar con el fin de detener una amenaza a nivel mundial.  Sin embargo, ahora no cabe la complacencia.  Aún quedan 20 países por ratificar los tratados relativos al ozono, y muchos más no han ratificado importantes enmiendas del Protocolo. A algunos países les resulta difícil aplicarlo.  El comercio ilícito de CFC ha aumentado.  En los países en desarrollo la eliminación gradual acaba de comenzar, el 1º de julio de 1999.  Además, sólo ahora comienzan a ser objeto de atención las consecuencias adversas del recalentamiento a nivel mundial de la estratosfera, en la que se halla la capa de ozono. Aún está latente la amenaza a la vida en la Tierra. Millones de casos de cáncer cutáneo y cataratas oculares figuran entre los peligros que nos acechan si no mantenemos nuestro impulso.
Ahora en todo el mundo se dispone de alternativas en cuanto a tecnologías y productos que favorecen el ozono. Insto a todas las personas, las oficinas y al sector industrial a que examinen sus hogares y locales y hagan todo cuanto puedan por ser amigos del ozono.  Las oficinas de las Naciones Unidas están adoptando medidas importantes en este sentido y el PNUMA ha emitido directrices en las que se esbozan varias medidas que se pueden adoptar.
Desde que este problema se diagnosticó por primera vez, la comunidad mundial ha asumido con entusiasmo el desafío que representa proteger la capa de ozono.  Prosiga-mos estos esfuerzos e inspirémonos en este ejemplo a medida que hagamos frente a otras cuestiones apremiantes de carácter ambiental que figuran en nuestro programa de trabajo.


INDICE DE COMUNICADOS

PAGINA PRINCIPAL DEL CENTRO DE INFORMACION
 
 

email

unicmex@servidor.dgsca.unam.mx