CENTRO DE INFORMACION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA MEXICO, CUBA Y REPUBLICADOMINICANA


logo ONU

BOLETIN ONU SEPTIEMBRE 02 , 1999
Núm. 99/59

LOS PROBLEMAS DE LAS ISLAS PEQUEÑAS SE DICUTIRAN EN SESION ESPECIAL DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

• Temas como el comercio y el medio ambiente dominarán la reunión

Cerca de 40 islas pequeñas aprovecharán sus dos días en la atención mundial para buscar el apoyo internacional en la solución de sus problemas comerciales y de medio ambiente, durante la sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, que el 27 y el 28 de septiembre se enfocará en los problemas de las islas.
Si bien las naciones insulares evocan a menudo imágenes del “paraíso”, sus costas, sus arrecifes de coral y sus bosques son sujetos a presiones crecientes por la contaminación, el desarrollo, el cambio climático y los desastres naturales; problemas que en ocasiones sobrepasan sus medios o control para resolverlos.
La sesión especial de las Naciones Unidas, en la cual participarán varios Presidentes de islas y Primeros Ministros, evaluará los progresos en el Plan de Acción adoptado por 100 países en la Conferencia Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, que se realizó en Barbados en 1994. En esta conferencia, las islas pequeñas y las naciones donantes se pusieron de acuerdo para abordar juntos los retos de estas islas.
Las dificultades enfrentadas por las islas pequeñas en una economía mundial cada vez más competitiva fueron el tema principal durante las pláticas preparatorias que se sostuvieron en abril en la sesión anual de la Comisión de la ONU sobre Desarrollo Sostenible. Las naciones del Caribe protestaron contra las regulaciones, recientemente adoptadas por la Organización Mundial del Comercio, en contra de las preferencias comerciales que los mercados europeos daban desde hace mucho tiempo a los plátanos y otros productos de los países del Caribe. Las economías de las islas del Pacífico han sufrido la crisis financiera que ha afectado a sus socios comerciales asiáticos. Considerando sus limitados recursos y opciones, las naciones insulares están  buscando algún mecanismo compensatorio o asistencia mientras intentan reestructurar  sus economías.
“La mayor parte de los Pequeños Estados Insulares en desarrollo han hecho pasos positivos desde Barbados”, afirmó el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, “pero la asistencia internacional a éstas ha disminuido”. Annan agregó que “si podemos encontrar soluciones para las características de vulnerabilidad especiales de las islas, esto nos ayudará a enfrentarnos a problemas más globales”.
El plan de Acción de las islas pequeñas aspira a encontrar un equilibrio para el “desarrollo sostenible”, que promueva el crecimiento económico necesario y mejore el bienestar social, al mismo tiempo que preserve el medio ambiente. Esta aproximación fue generalizada en la Cumbre para la Tierra de Río en 1992, que pidió la Conferencia de Barbados.

Financiar el Plan de Acción
Las naciones insulares sostienen que, mientras que ellas han adoptado de corazón el Plan de Acción, las naciones donantes se han quedado atrás en el cumplimiento de su parte. A la par de la disminución de la ayuda global, la asistencia oficial para el desarrollo a las islas pequeñas ha seguido bajando desde 1994, fecha en la cual la Conferencia de las Naciones Unidas generó una ola de interés. Los gastos netos para la asistencia bilateral y multilateral cayeron de US$2,360 millones de dólares en 1994 a US$1,960 millones en 1997.
A pesar de que Plan de Acción sobre Islas Pequeñas no contempló una etiqueta con su costo, los gobiernos acordaron en Barbados que para llevar a cabo el plan, se necesitarían “recursos financieros adecuados, predecibles, nuevos y adicionales”. En las pláticas preparatorias de abril, los donantes señalaron que reafirmarían este compromiso, pero dado que la ayuda mundial ha decaído, existe un reconocimiento pragmático de que tal vez éstas sólo fueron promesas hechas en el papel. Gordon Bispham de la ONG Network for Barbados (Red para Barbados), un vocero de los grupos de las islas pequeñas, consideró un problema clave el que “las naciones donantes han fallado en el cumplimiento de sus compromisos establecidos en este acuerdo”. Por su parte, los donantes sugieren asociaciones con el sector privado y los grupos de organizaciones no gubernamentales, mejores coordinación y usos de la ayuda y mejorar las políticas nacionales.El embajador Tuiloma Neroni Slade de Samoa, Presidente de la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (AOSIS, por sus siglas en inglés), dice que mientras las islas “sostienen en alto la ética de la confianza en si mismos, sus conocidas características de vulnerabilidad y su pequeño tamaño, significan que los retos del desarrollo con frecuencia se magnifican seriamente. Así el apoyo de la comunidad internacional se vuelve un elemento vital en los esfuerzos del desarrollo sostenible”.

Progresos en el Medio Ambiente
A pesar de los déficits en el financiamiento, la mayoría de las naciones conformadas por islas pequeñas han avanzado en la protección del medio ambiente, como resultado de la Conferencia de Barbados. Muchas han trazado nuevos planes nacionales de medio ambiente y establecido consejos o agencias sobre desarrollo sostenible. Se han realizado docenas de proyectos a nivel nacional y regional, pero falta mucho por hacer.De las 14 áreas problemáticas identificadas en el plan de acción de las islas pequeñas, a seis se les ha dado prioridad pues necesitan de atención urgente en los próximos cinco años:
* Adaptarse al cambio climático y a la elevación de los niveles del mar, que podrían sumergir a algunas naciones insulares poco elevadas;
* Mejorar el estado de preparación ante de los desastres naturales y ambientales y la recuperación tras ellos;
* Prevenir el empeoramiento de la escasez de agua dulce conforme la demanda crece;
* Proteger los ecosistemas costeros y los arrecifes de coral de la contaminación y la pesca excesiva;
* Desarrollar la energía solar y renovable para disminuir la dependencia del costoso petróleo de importación;
* Administrar el crecimiento del turismo para proteger el medio ambiente y la integridad cultural.
Un tema  ambiental contencioso en las pláticas iniciales ha sido el derecho de las naciones insulares a restringir o prohibir la transportación marítima de desechos peligrosos o radioactivos a través de sus mares, lo cual se reconoció en el plan de acción de Barbados. Las islas pequeñas quieren reafirmar este derecho, pero otras propuestas que aún se están negociando hacen énfasis en los derechos de libre tránsito y navegación.

Una carpeta de prensa completa en español sobre la reunión será colocada en la página en Internet de este Centro de Información. La dirección es:

http://www..serpiente.dgsca.unam.mx/cinu

Los periodistas que deseen acudir a la sesión especial deberán contar con la acreditación pertinente, para solicitar las formas de acreditación puede comunicarse con Juan Miguel Diez o Silvia Romero al teléfono (5) 2039221. En la Cd. de México.

LAS ISLAS PEQUEÑAS SON: Antigua y  Barbuda, Aruba,  Bahamas, Bahrein, Barbados, Cabo Verde, Comoras, Islas Cook, Cuba, Chipre , Dominica, República Dominicana, Fiji, Granada, Haití, Jamaica,  Kiribati,  Maldivas, Malta, Islas Marshall, Mauritania, Micronesia, Nauru, Niue, Antillas Holandesas, Palau, Papua Nueva Guinea,  Samoa, Santo Tomé y Príncipe,  Seychelles, Singapur, Islas Salomón, Saint Kitts y Nevis,  Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas, Tokelau, Tonga , Trinidad y Tobago, Tuvalu, Islas Vírgenes de los E.U.  y Vanuatu.


INDICE DE COMUNICADOS

PAGINA PRINCIPAL DEL CENTRO DE INFORMACION
 
 

email

unicmex@servidor.dgsca.unam.mx