CENTRO DE INFORMACION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA MEXICO, CUBA Y REPUBLICADOMINICANA


logo ONU

BOLETIN ONU JUNIO 25 , 1999
Núm. 99/37
 

DIA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL USO INDEBIDO Y EL TRAFICO ILICITO DE DROGAS "UNA CUESTION DE VIDA O MUERTE", ANNAN

A continuación el Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en ocasión del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, a celebrarse este 26 de junio de 1999.

Al aproximarnos al final del siglo XX y del Decenio de las Naciones Unidas contra el Uso Indebido de Drogas, podemos estar orgullosos, en este Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, de los tangibles progresos que hemos realizado en la lucha contra esta terrible plaga.  No obstante, aún falta mucho para ganar esta guerra y no podemos dormirnos en los laureles y darnos por satisfechos.
Como muchas otras veces, el principal éxito radica en nuestra nueva percepción del problema, que ya no parece imposible de resolver.  Vemos ahora que hay soluciones al alcance de la mano, siempre y cuando se cuente con voluntad política y con los recursos financieros necesarios.  Este éxito se hizo patente hace un año en el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General en que los gobiernos de 185 Estados aprobaron los primeros instrumentos internacionales jamás redactados para combatir en concreto los problemas de las drogas.
Con la cooperación de diversos socios, el Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de Drogas ha lanzado nuevas iniciativas con la que trata de asegurar que se disponga a largo plazo de la información, la tecnología y los fondos necesarios. A raíz de esas iniciativas se han reducido notablemente la demanda y la oferta de drogas peligrosas y es posible que algunos de los objetivos convenidos hace ahora un año se cumplan antes del plazo previsto.
Con todo, entre un 3% y un 4% de la población mundial sigue consumiendo con regularidad sustancias ilícitas.  El consumo de drogas por vía intravenosa sigue siendo una de las principales causas de propagación del SIDA, con consecuencias devastadoras en todo el planeta.  También se va extendiendo el consumo de algunas nuevas drogas, especialmente entre los jóvenes.  Y las organizaciones delictivas no tienen el menor escrúpulo cuando se trata de aprovechar la globalización y los adelantos tecnológicos en los transportes y las telecomunicaciones.
Las drogas continúan segando y destruyendo demasiadas vidas humanas.  Los costos derivados de su consumo continúan imponiendo una onerosa carga a la infraestructura social de numerosos países, tanto de los países desarrollados como de los países en desarrollo.  Este fenómeno obliga a desviar valiosos recursos humanos y financieros de las actividades productivas que son esenciales para el desarrollo y la prosperidad.  El tráfico de drogas también sigue siendo un factor de corrupción, que es uno de los mayores obstáculos para el buen gobierno.
Así pues, quisiera reiterar, en este Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, que la lucha que hemos emprendido es de vital importancia.  No es preciso recordar a nadie que, trágica y literalmente, es muchas veces una cuestión de vida o muerte.
Las repercusiones mundiales y el carácter transfronterizo del uso indebido y del tráfico ilícito de drogas hacen que las Naciones Unidas sean el instrumento más adecuado para emprender esa guerra.  Seguiremos mancomunando lo esfuerzos de las personas, las familias, las comunidades y los Estados que estén decididos a poner fin a la calamidad del uso indebido de drogas. El siguente mensaje pertenece a Pino Arlacchi, Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas para la Fiscalización de Drogas y la Prevención del Crimen.

Conforme nos acercamos al Siglo Veintiuno, el mundo se enfrenta a varios nuevos retos – uno de los principales es el tráfico ilícito de drogas y la conexa delincuencia organizada. Aunque las nuevas tecnologías nos han unido más, también han hecho que los carteles de las drogas y los delincuentes internacionales trafiquen drogas ilícitas y oculten sus ganancias en el sistema global internacional.
Nunca antes había sido más evidente que dichos problemas afectan a las naciones en su conjunto. Y nunca antes esta preocupación había recibido tanta atención a nivel internacional. A medida que las drogas ilícitas y actividades relacionadas surgen como una de las principales amenazas no militares para la comunidad de las naciones, el combate al problema mundial de las drogas también ha emergido como una de las prioridades de las Naciones Unidas.
Hace doce meses, la comunidad mundial se reunió en la Asamblea General en Nueva York y diseñó su primera estrategia global e integral en contra de las drogas. 185 naciones establecieron las metas y las fechas para reducir el flujo ilícito y el abuso en la siguiente década.
Los gobiernos acordaron hacer todo lo que esté a su alcance para erradicar el cultivo o reducir de forma significativa todos los plantíos de estupefacientes ilícitos dentro de diez años. Hasta ahora, se han logrado buenos avances. Asimismo, establecieron metas similares para reducir la demanda de drogas ilegales. Esta es la primera vez que las naciones han convenido trabajar juntas para abordar la demanda del consumidor. En este momento, algunos de los más grandes mercados consumidores están viendo una amplia reducción en el abuso de drogas debido a los programas de prevención e intervención que ellos mismos han creado. Es necesario que logremos lo mismo en todo el mundo.
Una buena parte de nuestro trabajo se centra en la educación a los jóvenes respecto a que un estilo de vida libre de drogas es más pleno y emocionante que uno en el que se abuse de las drogas. Cada vez más, en esta era de entretenimiento global, nos enfrentamos a una cultura pop que con demasiada frecuencia se percibe como una imagen de que el abuso de las drogas es “fantástico.” Un estudio reciente descubrió que las drogas ilícitas aparecen en un gran número de películas y canciones. La mayoría de éstas no mencionan el lado carente de glamour del abuso de sustancias. Debemos estar listos para confrontar este reto y trabajar activamente para crear una cultura a favor de un mundo libre del abuso de drogas. En el largo plazo, ésta es la forma más prometedora de prevención.
A pesar del progreso real obtenido hasta el momento, aún nos falta mucho para conquistar estas metas. En algunos países, las tasas de adicción están aumentando de forma dramática y en otros, los carteles de las drogas y los grupos de traficantes organizados continúan arruinando innumerables vidas, socavando a las sociedades y economías en las que operan. Debemos seguir concentrados para asegurar que cumplamos nuestras fechas límite y que los problemas que recién emergen, tales como el aumento en el uso de drogas sintéticas, sean resueltos con efectividad.
Esta campaña se puede ganar. Con la voluntad y el compromiso expresado por la comunidad internacional, el mundo está preparado para tomar acciones bien concertadas en contra del problema mundial de las drogas. Es un esfuerzo importante, no sólo por el sufrimiento que le ahorrará a millones de personas, sino por el alto estándar que establecerá en términos de acciones de cooperación de parte de la comunidad internacional en la búsqueda de sus más altas aspiraciones. El PNUFID está extendiendo su cooperación y apoyo a los gobiernos y a la sociedad civil en el mantenimiento del impulso en el desafiante viaje hacia un mundo libre de drogas ilícitas.


INDICE DE COMUNICADOS

PAGINA PRINCIPAL DEL CENTRO DE INFORMACION
 
 

email

unicmex@servidor.dgsca.unam.mx