Capítulo 32

32. FORTALECIMIENTO DEL PAPEL DE LOS AGRICULTORES*

ÁREA DE PROGRAMAS

Bases para la acción

32.1. Una tercera parte de la superficie de la Tierra se dedica a la agricultura, que constituye la actividad central de gran parte de la población mundial. Las actividades rurales tienen lugar en estrecho contacto con la naturaleza, a la que añade valor mediante la producción de recursos renovables, mientras que al mismo tiempo se vuelve vulnerable debido al exceso de explotación y la gestión inadecuada.

32.2. Los hogares rurales, las poblaciones indígenas y sus comunidades y los agricultores, gran parte de los cuales son mujeres, han sido los administradores de muchos de los recursos de la Tierra. Los agricultores deben conservar el medio físico, dado que su subsistencia depende de él. A lo largo de los últimos 20 años, la producción agrícola agregada ha aumentado de manera impresionante. Sin embargo, en algunas regiones ese aumento se ha visto superado por el crecimiento de la población, la deuda internacional o la baja de los precios de los productos básicos. Además, los recursos naturales de que dependen las actividades agrícolas necesitan cuidados adecuados, y cada vez es mayor la preocupación por la viabilidad de los sistemas de producción agrícola.

32.3. Un planteamiento centrado en el agricultor es la clave para el logro de la agricultura sostenible tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, y muchas de las áreas de programas incluidas en el Programa 21 tienden a alcanzar este objetivo. Una parte importante de la población rural de los países en desarrollo depende ante todo de la agricultura de pequeña escala orientada hacia la subsistencia y basada en el trabajo de la familia. Sin embargo, tiene un acceso limitado a los recursos, la tecnología y otros medios de subsistencia y producción. Como resultado de ello, explota en exceso los recursos naturales, incluidas las tierras marginales.

32.4. El Programa 21 también se ocupa del desarrollo sostenible de las poblaciones que viven en ecosistemas marginales y frágiles. La clave para el éxito de la ejecución de esos programas está en la motivación y las actitudes de los agricultores y en las políticas gubernamentales que proporcionan incentivos a los agricultores para que estos aprovechen sus recursos naturales de manera eficiente y sostenible. Los agricultores, sobre todo las mujeres, tropiezan con una gran medida de incertidumbre económica, jurídica e institucional cuando invierten en sus tierras y otros recursos. La descentralización de la adopción de decisiones hacia organizaciones locales y comunitarias es la clave para modificar el comportamiento de la población y aplicar las estrategias propias de una agricultura sostenible. Esta área de programas se ocupa de las actividades que pueden contribuir a dicho fin.

__________
* En este capítulo, todas las referencias a los "agricultores" incluyen a todas las personas de las zonas rurales que se ganan la vida mediante actividades relacionadas con la agricultura. El término "agricultura" incluye la pesca y la explotación de recursos forestales.

Objetivos

32.5. Se proponen los siguientes objetivos:

a) Promover un proceso descentralizado de adopción de decisiones mediante la creación y el fortalecimiento de organizaciones locales y de aldea que deleguen el poder y la responsabilidad en los usuarios primarios de la tierra;

b) Apoyar y aumentar la capacidad legal de las mujeres y los grupos vulnerables con respecto al acceso, el uso y la tenencia de la tierra;

c) Promover y alentar las prácticas y tecnologías propias de una agricultura sostenible;

d) Adoptar o fortalecer las políticas que alienten la autosuficiencia en materia de tecnologías de bajos insumos y bajo consumo de energía, y de prácticas autóctonas, así como mecanismos de fijación de precios que tengan en cuenta los costos ambientales;

e) Establecer un marco político que dé incentivos y motivación a los agricultores para que recurran a prácticas agrícolas eficientes y sostenibles;

f) Aumentar la participación de los agricultores, sean hombres o mujeres, en la elaboración y aplicación de políticas dirigidas a alcanzar estos fines, por conducto de las organizaciones que los representen.

Actividades

a) Actividades relacionadas con la gestión

32.6. Los gobiernos deberían:

a) Velar por la ejecución de programas sobre los medios de subsistencia, la agricultura y el desarrollo rural, la gestión de ecosistemas frágiles, el uso del agua en la agricultura y la gestión integrada de los recursos naturales de carácter sostenible;

b) Promover mecanismos de fijación de precios, políticas comerciales, incentivos fiscales y otros instrumentos de política que afecten de manera positiva las decisiones de cada agricultor sobre el uso eficiente y sostenible de los recursos naturales y en los que se tengan plenamente en cuenta las repercusiones de estas decisiones en las familias, la seguridad alimentaria, los ingresos del sector agrícola, el empleo y el medio ambiente;

c) Hacer participar a los agricultores y a las organizaciones que los representen en la formulación de políticas;

d) Proteger, reconocer y formalizar el acceso de la mujer a la tenencia y el uso de la tierra, así como sus derechos sobre la tierra y su acceso al crédito, a la tecnología, a los insumos y a las actividades de capacitación;

e) Apoyar la constitución de organizaciones de agricultores mediante la creación de las condiciones jurídicas y sociales necesarias.

32.7. La prestación de apoyo a las organizaciones de agricultores podría organizarse de la siguiente manera:

a) Los centros nacionales e internacionales de investigación deberían cooperar con las organizaciones de agricultores en la formulación de técnicas agrícolas que se prestaran a los lugares de que se tratara y no dañaran el medio ambiente;

b) Los gobiernos, los organismos multilaterales y bilaterales de desarrollo y las organizaciones no gubernamentales deberían colaborar con las organizaciones de agricultores en la formulación de proyectos de desarrollo agrícola para determinadas zonas agroecológicas.

b) Datos e información

32.8. Los gobiernos y las organizaciones de agricultores deberían:

a) Establecer mecanismos para documentar, sintetizar y difundir conocimientos y prácticas locales, así como la experiencia recogida a nivel local en materia de proyectos, de manera de aprovechar las lecciones del pasado en la formulación y aplicación de las políticas que afecten a las poblaciones que se dedican a la agricultura, la explotación de los recursos forestales y la pesca;

b) Establecer redes para el intercambio de experiencia con respecto a las prácticas agrícolas que contribuyan a conservar recursos de suelos, agua y recursos forestales, reducir al mínimo la utilización de productos químicos y reducir o reutilizar los desechos agrícolas;

c) Preparar proyectos experimentales y servicios de divulgación que procuren utilizar como base las necesidades y los conocimientos de las agriculturas.

c) Cooperación internacional y regional

32.9. La FAO, el FIDA, el PMA, el Banco Mundial, los bancos regionales de desarrollo y otras organizaciones internacionales que se ocupan del desarrollo rural deberían hacer participar a los agricultores y sus representantes en sus deliberaciones, según procediera.

32.10. Las organizaciones representativas de los agricultores deberían establecer programas para organizar y apoyar organizaciones de agricultores, sobre todo en los países en desarrollo.

Medios de ejecución

a) Financiación y evaluación de los costos

32.11. La financiación necesaria para esta área de programas se evalúa en el capítulo 14 (Fomento de la agricultura y del desarrollo rural sostenibles), en particular en el área de programas titulada "Asegurar la participación popular y fomentar el desarrollo de los recursos humanos para la agricultura sostenible". Los costos señalados en los capítulos 3 (lucha contra la pobreza), 12 (Ordenación de los ecosistemas frágiles: lucha contra la desertificación y la sequía) y 13 (Ordenación de los ecosistemas frágiles: desarrollo sostenible de las zonas de montaña) también tienen relación con esta área de programas.

b) Medios científicos y tecnológicos

32.12. Los gobiernos y las organizaciones internacionales pertinentes, en colaboración con las organizaciones nacionales de investigación y las organizaciones no gubernamentales, deberían, según procediera:

a) Elaborar tecnologías agrícolas ecológicamente racionales que aumenten el rendimiento de las cosechas, conserven la calidad de los suelos, reciclen las sustancias nutritivas, utilicen poca agua y energía mantenga a raya las plagas y las hierbas malas;

b) Hacer estudios de agriculturas con alta y baja utilización de recursos a fin de comparar su productividad y sostenibilidad. La investigación debería hacerse preferiblemente en diversos marcos ambientales y sociológicos;

c) Apoyar las investigaciones sobre mecanización que aprovechen de manera óptima el trabajo humano y la energía animal, así como el equipo manual y de tracción animal que puede utilizarse y mantenerse fácilmente. En el desarrollo de las tecnologías agrícolas deberían tenerse en cuenta los recursos de que disponen los agricultores y la función que desempeñan los animales en las familias que se dedican a la agricultura y en la ecología.

c) Desarrollo de los recursos humanos

32.13. Los gobiernos, con el apoyo de los organismos multilaterales y bilaterales de desarrollo y de las organizaciones científicas, deberían preparar programas de estudio para institutos e instituciones de capacitación agrícola en los que se integrara la ecología en la agronomía. La existencia de programas interdisciplinarios de ecología agrícola es fundamental para la capacitación de una nueva generación de agrónomos y de agentes de extensión agrícola.

d) Aumento de la capacidad

32.14. Los gobiernos deberían, a la luz de la situación específica de cada país:

a) Crear mecanismos institucionales y jurídicos para conceder una tenencia efectiva de la tierra a los agricultores. La falta de legislación en que se determinen los derechos sobre la tierra ha obstaculizado las medidas contra la degradación de la tierra en muchas comunidades agrícolas de los países en desarrollo;

b) Fortalecer las instituciones agrícolas que hagan hincapié en la sostenibilidad mediante sistemas de crédito y asistencia técnica administrados a nivel local, los establecimientos locales de producción de insumos y distribución, el equipo y las unidades de elaboración en pequeña escala adecuados, y los sistemas de comercialización y distribución;

c) Establecer mecanismos para aumentar el acceso de los agricultores, en particular de la mujer y los agricultores de grupos indígenas, a las actividades de capacitación agrícola, al crédito y al empleo de una mejor tecnología para velar por la seguridad alimentaria.