Sitio oficial  


Noticias:
-Discursos

-Comunicados
-Carpeta de prensa
-Acreditaciones
-Contacto

 

 

 


TEMAS

Se espera que la Cumbre Mundial de 2005, que se celebrará del 14 al 16 de septiembre en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, congregue a más de 170 Jefes de Estado y de Gobierno, en lo que será la mayor reunión de dirigentes mundiales de la historia.

Es una oportunidad que se da una sola vez en una misma generación para tomar decisiones audaces en las esferas del desarrollo, la seguridad, los derechos humanos y la reforma de las Naciones Unidas. El programa de la Cumbre se basa en un conjunto de propuestas factibles esbozadas en el mes de marzo por el Secretario General Kofi Annan en su informe titulado "Un concepto más amplio de la libertad", que desde entonces han sido examinadas por los gobiernos durante una serie de consultas oficiosas dirigidas por el Sr. Jean Ping, Presidente de la Asamblea General, que es el encargado de preparar el borrador del documento sobre las conclusiones de la Cumbre.

El primer borrador se dio a conocer a principios de junio, la segunda versión el 22 de julio, y a principios de agosto se publicará otro borrador, probablemente con nuevas modificaciones.


Libertad para vivir sin miseria

Las propuestas en la esfera del desarrollo exhortan a lograr avances decisivos en cuanto al alivio de la deuda y la liberalización del comercio, y a aumentar la ayuda para modernizar la infraestructura y mejorar los servicios de salud y educación, con miras a alcanzar los objetivos de desarrollo del Milenio (ODM), entre ellos el de reducir la pobreza extrema a la mitad para 2015 (www.un.org/millenniumgoals). Se pide a los países en desarrollo que formulen estrategias nacionales para lograr las metas de los ODM y facilitar una gobernanza transparente y responsable, y se insta a los países desarrollados a que aumenten la ayuda y reduzcan las barreras comerciales, la deuda y otras cargas que ponen trabas al desarrollo. Se ha propuesto crear un Servicio Financiero Internacional que tornaría más predecible y accesible la asistencia oficial para el desarrollo (AOD). Muchos donantes están en vías de lograr la meta de destinar el 0,7% de su ingreso nacional bruto a la AOD para el año 2015. Otros han prometido aumentar sustancialmente la AOD en los próximos 10 años. Los dirigentes reunidos en la Cumbre del Grupo de los Ocho a principios de julio acordaron aumentar para el año 2010 las corrientes anuales de ayuda como mínimo en 50.000 millones de dólares, de los cuales por lo menos la mitad se destinaría a África, y condonar las deudas de 18 de los países más pobres del mundo.

Libertad para vivir sin temor

Otro de los temas centrales del programa de la Cumbre es hacer del mundo un lugar más seguro, mejorando los acuerdos colectivos en materia de seguridad. Las propuestas incluyen iniciativas para prevenir el terrorismo catastrófico y la proliferación de armas de destrucción en masa. Se insta a los Estados Miembros a que se pongan de acuerdo sobre una definición universal del terrorismo y a que firmen un convenio general contra el terrorismo. La Asamblea General ya aprobó un convenio general contra el terrorismo nuclear, que se abrirá a la firma en la Cumbre Mundial. Otro aspecto que deberá decidirse es el relativo al establecimiento de una Comisión de Consolidación de la Paz, que prestaría apoyo a los países en el proceso de transición de los conflictos armados a una paz duradera y para reducir el riesgo de guerras. También se pide a los gobiernos que tomen medidas para combatir la delincuencia organizada, así como para poner freno al comercio ilícito de armas pequeñas y minas terrestres.

Libertad para vivir con dignidad

El enfoque triple relativo a la acción colectiva gira en torno a la idea de que no puede haber desarrollo sin seguridad, ni seguridad sin desarrollo, y ninguna de ambas cosas sin la observancia y protección universales de los derechos humanos. El Secretario General anunció recientemente la creación de un fondo para la democracia de carácter independiente y que se autofinancie, para ayudar a los gobiernos a fortalecer sus prácticas e instituciones democráticas. Otro paso fundamental es la aceptación del principio universal de la responsabilidad de proteger a la población civil de los crímenes contra la humanidad cuando los gobiernos no quieren o no pueden hacerlo. Además, en el borrador del documento sobre las conclusiones se insta a fortalecer la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Otra de las propuestas planteadas es la de transformar la tan desacreditada Comisión de Derechos Humanos en un órgano permanente pequeño, un nuevo Consejo de Derechos Humanos. La composición del Consejo estaría sujeta a la aprobación de los dos tercios de la Asamblea General.

Fortalecimiento de las Naciones Unidas

Existe consenso en cuanto a que las Naciones Unidas deben adaptarse a las necesidades de la geopolítica y los desafíos mundiales actuales. Si bien las Naciones Unidas continúan racionalizando y renovando su estructura interna, es preciso redoblar los esfuerzos para que la Organización sea más eficaz, transparente y responsable de sus actos.

Una propuesta clave es la relativa al aumento del número de miembros del Consejo de Seguridad para lograr que su composición sea más amplia y representativa de la actual comunidad de Estados Miembros de las Naciones Unidas. Entre los modelos que están sobre el tapete actualmente, hay dos que proponen aumentar de 15 a 24 el número de miembros del Consejo: uno de ellos crea seis nuevos puestos permanentes y tres nuevos puestos no permanentes; el otro crea nueve puestos no permanentes nuevos. Si bien sería deseable que se llegara a un consenso, no es obligatorio siempre y cuando dos tercios de los Estados Miembros de las Naciones Unidas acepten la fórmula.

Otra de las propuestas de reforma prevé también la reactivación del papel del Consejo Económico y Social. El Consejo desempeñaría una función más dinámica en la coordinación de las políticas de desarrollo a nivel de todo el sistema y celebraría reuniones ministeriales de alto nivel cada dos años para evaluar los progresos y formular recomendaciones sobre la forma de alcanzar los ODM.

La propia Asamblea General también está bajo la lupa. Entre las propuestas de renovación hay algunas que prevén medidas para hacer más eficiente la estructura de sus comisiones y agilizar los procesos deliberativos, así como para racionalizar el extenso programa de la Asamblea de manera de dar prioridad a las cuestiones más críticas del momento.

Entre otras propuestas cabe mencionar las medidas para adecuar la estructura y la dotación de personal de la Secretaría a las reformas propuestas, entre otras cosas mediante la aprobación de un plan que ofrezca a los funcionarios, por única vez, una gratificación por retiro voluntario, y un examen amplio de los recursos humanos y presupuestarios. Los cambios apuntan a lograr una mayor eficiencia, apertura y responsabilidad de la Secretaría en términos de mentalidad y organización. Para más información sobre la reforma de la Secretaría, sírvase visitar la siguiente página: http://www.un.org/spanish/reforma

Estructura y conclusiones de la Cumbre

La Cumbre Mundial de 2005 consistirá en una serie de sesiones plenarias que se llevarán a cabo a lo largo de los tres días, en las que los Jefes de Estado o de Gobierno y otros altos funcionarios pronunciarán discursos. Habrá una sesión especial sobre financiación para el desarrollo en la mañana del 14 de septiembre. Las sesiones plenarias serán presididas por Jefes de Estado o de Gobierno de los países de origen de los Presidentes de los períodos de sesiones quincuagésimo noveno y sexagésimo de la Asamblea General: Gabón y Suecia respectivamente. Durante esos tres días se celebrarán también cuatro mesas redondas privadas interactivas, cada una de las cuales abarcará en términos generales los temas del programa de la Cumbre y que serán presididas por dos Jefes de Estado o de Gobierno elegidos por los grupos regionales. Durante una sesión plenaria de clausura que se celebrará el 16 de septiembre se presentarán resúmenes de las deliberaciones. También podrán hacer uso de la palabra en las sesiones plenarias determinados observadores y miembros de organizaciones no gubernamentales y regionales. Se espera que los Estados Miembros aprueben un documento final sobre las conclusiones de la Cumbre, que contendrá una serie de decisiones y recomendaciones de medidas.

Inicio
Sitio Oficial