Home / Prensa

 

 

 

imprimir

Inicio
Bienvenida
Antecedentes
Preguntas frecuentes
Prensa
Comunicados
Carpeta de Prensa
Información para participantes
Vínculos de interés
 

 
 

Prensa

Congreso de la ONU sobre Crimen y Justicia promulga declaración final

25 de abril de 2005 - El undécimo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Crimen y Justicia Penal concluyó en Tailandia con la adopción de la Declaración de Bangkok, un documento que insta a actuar contra el crimen organizado y el terrorismo. El texto cubre una serie de temas, como el tráfico de personas, el lavado de dinero, la corrupción, y los delitos cibernéticos.

Reconoce que las estrategias amplias de prevención podrían reducir estos crímenes, pero advierte que para lograrlo dichas tácticas tienen que abordar las causas radicales y los factores de riesgo del crimen y la victimización.

En la Declaración los países también refrendan su compromiso de cooperación internacional en la lucha contra el crimen y el terrorismo a nivel multilateral, regional y bilateral en áreas que incluyen la extradición y asistencia legal mutua. Además, el documento pide a la comunidad internacional que ayude a los países que están emergiendo en conflictos armados para que restablezcan y fortalezcan el estado de derecho y puedan impartir justicia.

Participación de Patricia Olamendi Torres em el 11 Congreso

24 de abril de 2005 - En este día Juan Escalona Reguera, representante de Cuba, reiteró que su gobierno condena el terrorismo en todas sus formas, dondequiera y con cualesquiera motivos con que se lleven a cabo, incluyendo el terrorismo en el que se ven involucrados los Estados directa o indirectamente.

El representante de Vietnam mencionó que varios factores obstruyen la cooperación en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional, incluyendo la existencia de sistemas legales diferentes, así como diferentes conceptos de extradición criminal.

Patricia Olamendi Torres, Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de México, solicitó al Congreso su apoyo a los esfuerzos de las reformas porpuestas por Kofi Annan. También declaró que todos deben ratificar e incorporar las diferentes convenciones de Naciones Unidas a sus legislaciones nacionales.

En este día dos reuniones auxiliares proporcionaron sugerencias sobre cómo las instituciones financieras y políticas y los actores de la sociedad civil pueden identificar y combatir la corrupción. Otras sesiones discutieron buenas prácticas para proteger los derechos de los niños en conflicto con la ley y para prevenir el delito enfocándose en el papel de la familia.

"La Declaración de Bangkok no debe ser extensa en palabras y corta en ideas"

23 de abril de 2005 - En este día se inauguró el Panel de alto nivel del Congreso, en el que se abordaron una serie de temas como terrorismo, lavado de dinero, corrupción y tráfico de seres humanos. En su segmento ministerial Antonio Maria Acosta expresó que la Declaración de Bangkok no debe ser extensa en palabras y corta en ideas.

Se sugirió que la Asamblea General debería negociar y apoyar una convención internacional extensa sobre lavado de dinero y que Naciones Unidas debe proporcionar liderazgo en respuesta a las amenazas que representa la delincuencia internacional.

Se apeló al Congreso a que incluyera en la declaración una definición jurídica objetiva que tome en cuenta las decisiones de la Asamblea General con respecto al terrorismo la cual, entre otras cosas, establezca una diferencia entre terrorismo y la lucha legítima de los pueblos contra la ocupación extranjera.

Cabe destacar que varios instrumentos de ratificación y adhesión fueron entregados a la Secretaría durante el Congreso. Gracias a ello, un instrumento internacional entrará en vigor en 90 días. Se trata del Protocolo contra la fabricación y el tráfico ilícitos de armas de fuego, sus piezas y componentes y municiones, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

También es importante mencionar que participaron 2.370 personas en el Congreso, entre ellas altos funcionarios de gobierno, 167 organizaciones no gubernamentales y 1.135 expertos independientes.

En este mismo día los representantes de Burkina Faso, Pakistan y Qatar se ofrecieron para ser los anfitriones del 12 Congreso de Naciones Unidas sobre Prevención del Delito en el 2010.

Cooperación más cercana entre expertos en leyes y en tecnología para combatir los delitos informáticos

22 de abril de 2005 - En el seminario que abordó el tema de los delitos informáticos, los participantes mencionaron que un elemento crucial del esfuerzo internacional contra estos delitos era facilitar la transferencia tecnológica y el compromiso para su construcción. Asimismo, se dijo que los expertos en leyes y tecnología necesitan cooperar de manera más cercana y sin barreras de ningún tipo. La división digital entre los asuntos técnicos y los jurídicos necesita reducirse a nivel nacional, regional y mundial para librar una lucha de manera efectiva contra lo que en escencia es una ola de crimen mundial.

Uno de los panelistas, el profesor Peter Grabosky de la Universidad Nacional Australiana, declaró que las tecnologías digitales de hoy en día pueden arrojar ciudadanos comunes con capacidad de infringir daños masivos. Por ello, sugirió que para controlar los delitos informáticos es importante luchar por la armonía en el derecho penal para desarrollar un marco de asistencia mutua. La tecnología va a continuar creciendo, y tal como se ha dado, se crearan nuevas oportunidades para delinquir. Aquellos que sean incapaces de anticipar el su futuro, se llevarán una gran sorpresa cuando este llegue, espetó.

Los participantes mencionaron cómo sus propios países lidian con delitos relacionados a la informática y las dificultades que enfrentan. Enfatizaron la importancia de no únicamente la cooperación internacional, sino también de la capacitación del personal encargado de hacer cumplir la ley, jueces, procuradores y abogados en este complejo tema de los delitos informáticos. Preguntaron cómo se proporcionaría mejor esta capacitación, y cómo INTERPOL y Naciones Unidas, en particular la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, podrían ayudar a ese respecto.

Justicia Restaurativa, alternativa al encarcelamiento

22 de abril de 2005 - En el quinto día del Congreso sobre Prevención del Delito y Justicia Penal se llevo a cabo el Seminario sobre Potenciación de la Justicia Penal en el que se subrayó la necesidad de la justicia restaurativa como alternativa al encarcelamiento. Las medidas durante este seminario discutidas incluyeron mediación, conciliación, compensación de las víctimas y servicio comunitario.

Varios miembros del panel abordaron el tema de la justicia restaurativa, el cual, según ellos está surgiendo como una alternativa importante al juicio y al encarcelamiento como medios de mantener a los delincuentes rindiendo cuentas, de una forma en que respondan a las necesidades de delincuentes, víctimas y de la comunidad. Confiar plenamente en el encarcelamiento como una respuesta a todos los delitos es una propuesta muy cara que de manera razonable no puede ser mantenida por ningún país. La justicia restaurativa conlleva una promesa como una alternativa efectiva a las respuestas tradicionales con respecto a los delincuentes. A menudo la tarea más difícil de todas es crear un "ambiente pro reforma", basado no sólo en miedos colectivos sino en el respeto a los valores democráticos y a los derechos humanos.

Kent Roach, Profesor de la Universidad de Toronto, mencionó que la justicia restaurativa merece particular atención ya que está emergiendo como una alternativa importante a los juicios y el encarcelamiento, como medios de mantener a los delincuentes rindiendo cuentas de una forma que responda a las necesidades de los delincuentes, de las víctimas y de la comunidad.

La representante de Reino Unido señaló que las investigaciones señalan que, mientras que el enfoque de la justicia restaurativa tiene beneficios reales desde la perspectiva de la víctima, no existe un modelo universal que se pueda aplicar.

Participantes del primer seminario  enfatizan la necesidad de que mejoren los flujos de información y comunicación

21 de abril - El primer seminario de seis a realizarse en el Congreso sobre Prevención del Delito tuvo como principal objetivo la identificación de los desafíos a la cooperación internacional para hacer cumplir la ley y contrarrestar la delincuencia organizada, asimismo el seminario incluyó el tema de las medidas de extradición. El encargado de abrir el panel de discusión fue Kunihiro Horiuchi, Director y Secretario General de la Fundación Asiática para la Prevención del Delito, quien señaló que a través de la historia los criminales no han visto a las fronteras internacionales como un obstáculo para cometer crímenes o para escapar de la aplicación de la ley por parte de los gobiernos. Conforme se ha vuelto más fácil el cruce de fronteras, la cooperación para hacer cumplir el derecho internacional necesita ser reexaminado con respecto a temas como reciprocidad y delitos políticos, entre otros temas.

Al describir las medidas para mejorar la cooperación para hacer cumplir la ley en el ámbito local y nacional, los participantes enfatizaron la necesidad de que mejoren los flujos de información y comunicación, así como la importancia de alinear las leyes y procedimientos para superar las barreras jurídicas de cooperación entre las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley.

El representante de Estados Unidos declaró que debido a la entrada en vigor de varios instrumentos jurídicos, el enfoque ha cambiado en cuanto a la plena ejecución de estos instrumentos. El deseo político para celebrar tratados bilaterales o multilaterales sólo rinde frutos cuando se traduce en cooperación efectiva para detener delincuentes importantes.

El seminario también contó con la participación de los representantes de Ucrania, Ghana, China, Francia, Omán, Finlandia, Chile, Turquía, Marruecos y Tailandia.

El Representante de México habla ante el Comité II del 11 Congreso de Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal

20 de abril  de 2005 - El representante de México, Francisco Javier Molina Ruiz, declaró hoy ante el Comité II del 11 Congreso de Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal que México ha estado haciendo todo lo posible para decretar leyes sobre, entre otras cosas, transparencia, comportamiento de funcionarios, reforma penal e intercepción del tráfico de redes y acumulación de información. Hoy en día, la lucha contra la corrupción es de alta prioridad para el Presidente, cualquier programa llevado a cabo por una secretaria debe tener elemento contra la corrupción. En 2001, la Comisión Intergubernamental sobre Monitoreo de la Corrupción fue creada para supervisar los esfuerzos en el combate a ese problema, el cual ha identificado ciertos procesos que el gobierno puede promover dentro del sector público. También ha identificado los vínculos vulnerables en los mecanismos de compra del gobierno.

Declaró que los esfuerzos nacionales importantes también deben ser observados para asegurarse que tengan éxito, sin embargo, el problema es que, en el ámbito internacional, no hay mecanismos de observación disponibles. El gobierno de México ha contemplado los lineamientos internacionales de transparencia y la experiencia de otros países. Mencionó que el gobierno mexicano reconoce los esfuerzo que ha hecho Chile y dijo que su ejemplo representaba una meta para México. Una tarea que aún se necesita hacer es la relación de los gobiernos locales y municipales. Otros retos son la ampliación de los códigos de conducta y la ética pública a la esfera privada. Sugirió que el Congreso debe promover los esfuerzos internacionales para crear un mecanismo de evaluación.

La Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción llegará a ser la norma mundial para un régimen anticorrupción fuerte.

20 de abril  de 2005 - Los oradores del Comité II del 11 Congreso estuvieron de acuerdo en que la inminente entrada en vigor del primer instrumento mundial para combatir la corrupción será un hito en años de esfuerzos internacionales para deshacerse de ese azote, al comparársele con la gangrena, un monstruo que afecta a los países desarrollados y en desarrollo. Los oradores mencionaron que el reto en los meses por venir será asegurar la ejecución de la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción. La única forma para asegurarse que la Convención sea un instrumento que funcione es a través de la cooperación internacional conjunta, declararon los oradores. La Asamblea General adoptó la Convención en 2003.

Isskandar Ghattas, representante de Egipto y presidente del Comité II, apuntó que, dada la situación mundial de globalización, se necesita un esfuerzo mundial contra la corrupción. La desaparición de las fronteras debe contribuir al enjuiciamiento de los delincuentes. Todos queremos una mayor cooperación internacional para erradicar la corrupción y combatir a los delincuentes que la apoyan. La corrupción es un acto delictuoso por si mismo, y representa una amenaza al estado de derecho y a las instituciones democráticas. La Convención contra la Corrupción merece atención especial en la Declaración de Bangkok y los Estados deben ser exhortados a firmar y poner en práctica la Convención.

UNODC: Países de América Latina destacan importancia de combatir corrupción y terrorismo

20 de abril  de 2005 - Los países de América Latina que participan en el Congreso de la ONU sobre Prevención del Delito y Justicia Penal  coincidieron en subrayar la importancia de combatir la corrupción y el terrorismo tanto en la región como en el mundo.

El Embajador de El Salvador ante la ONU en Ginebra, Byron Larios, destacó que es imprescindible “fortalecer las alianzas regionales e internacionales para mantener un frente común político y diplomático como manera de disuadir a todos aquellos que apoyan el terrorismo”. Instó a la comunidad internacional a ofrecer más apoyo a la UNODC para que pueda ampliar su trabajo en los países con menos capacidad presupuestaria para realizar investigaciones. Por otra parte, Eugenio Curia, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina, recordó que “la corrupción en el sistema judicial amenaza su independencia e imparcialidad, y mina las normas legales, piezas fundamentales para el crecimiento económico y para la reducción de la pobreza”.

“Lo que existe en la actualidad, en materia de lucha contra el lavado de dinero, son estándares internacionales que no son jurídicamente vinculantes. Habrá que decidir en algún momento si pasamos de tener estándares aceptados pero que no son jurídicamente vinculantes, si bien tienen todo un mecanismo de aplicación, a normas positivas contenidas en un tratado internacional como puede ser la Convención de Palermo o de Mérida”, puntualizó.

Delitos financieros y económicos: retos al desarrollo sostenible

19 de abril de 2005 - Hoy, durante el segundo día del Congreso sobre Prevención del Delito, en una discusión que duró todo un día sobre delitos económicos y financieros, más de 30 oradores consideraron la necesidad de una nueva convención sobre lavado de dinero con la oposición de la mayoría de los presentes.

El representante de Tailandia mencionó al Comité I del Congreso sobre prevención del Delito que las actividades como el tráfico de drogas, la explotación de recursos naturales, la corrupción y la apropiación ilícita de fondos bancarios afectan el bienestar económico de las personas.

Durante la reflexión del tema de hoy: "Delitos financieros y económicos: retos al desarrollo sostenible", otros delegados consideraron que es necesaria una nueva convención sobre lavado de dinero, además de ser necesario compartir experiencias locales y cooperar en el ámbito internacional para combatir ese azote.

Sin embargo, el representante de Estados Unidos recalcó el hecho de que además de las cuatro convenciones de Naciones Unidas, las cuales deben ratificar más países, también hay más de 40 recomendaciones de la Grupo de Acción Financiera sobre el Lavado de Dinero, aprobadas y reconocidas como la norma internacional por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial y adoptadas por la 20 sesión especial de la Asamblea General como norma internacional. "No debemos arriesgarnos a crear un conflicto de orientación y obligaciones en esta área", indicó, oponiéndose a la creación de una nueva convención.

En este segundo día del Congreso también hablaron los representantes de República de Corea, Italia, Marruecos, Luxemburgo (en nombre de la Unión Europea), Australia, Mauritania, Camerún, Noruega, Dinamarca, Venezuela, Ucrania, Suiza, Finlandia, Filipinas, Alemania, Francia, Sri Lanka, España y Perú.

Conferencia de Naciones Unidas sobre  el Delito enfocado en respuestas a viejas y nuevas amenazas. 

18 de abril de 2005 – Con cientos de legisladores reunidos en Bangkok, Tailandia, para idear maneras de combatir la corrupción, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan  exhortó a la reunión internacional a permanecer firmemente unida contra la delincuencia organizada y la corrupción mediante la adopción y la plena puesta en práctica de tratados internacionales esenciales y protocolos con el propósito de combatir esos azotes. 

Se espera que la reunión de ocho días reúna a Jefes de Estado y ministros de más de 100 países, así como a 2,000 delegados de Estados Miembros y representantes de varias organizaciones no gubernamentales (ONG) y profesionales de justicia penal. El Congreso se enfocará en la delincuencia organizada transnacional, el soborno económico y financiero, la corrupción y el terrorismo. El segmento de alto nivel pondrá de relieve una jornada especial de firma de tratados para permitir que los líderes políticos ratifiquen las pertinentes convenciones de Naciones Unidas.

 Al frente del congreso, Costa declaró que la delincuencia organizada y la corrupción que engendra posee una amenaza de asombrosas proporciones. El deterioro constante de la sociedad civil, así como el continuo conflicto en muchas partes del mundo, ofrecen a los delincuentes, terrorista y otros predadores oportunidades para expandirse “lo que se puede convertir rápidamente en un súper-estado criminal”.

 En su discurso de apertura de hoy, Costa exhortó a brindar un mayor apoyo político y financiero para los instrumentos enfocados a contrarrestar ese fenómeno e invitó al congreso a secundar el llamado de Annan con respecto a la ejecución de convenciones esenciales antiterrorismo. También hizo un llamado a las delegaciones para que sigan adelante con el documento resultante del congreso – “La Declaración de Bangkok” – y superar las diferencias sobre amenazas emergentes como los delitos informáticos y el lavado de dinero.

 Las recomendaciones del congreso no deben dejar duda sobre cómo proceder, afirmó Ccosta, subrayando que en todo caso, “Ciertamente las amenazas están ahí: Si dan deliberadamente una versión inexacta de la respuesta que les estoy invitando dar, tendrán que vivir con las consecuencias. Dense la oportunidad de invertir en las dos Convenciones en las que han trabajado tan duro para concluir.

 Al estar de acuerdo con que la reunión se había dado en un “momento crucial”, cuando están surgiendo nuevas amenazas, el Presidente del Congreso, Suwat Lipatpanlop, Ministro de Justicia de Tailandia, subrayó la gran “importancia” de  construir un nuevo consenso de seguridad, basado en un mejor marco regulador internacional, la conformidad adecuada de la comunidad internacional para con este marco, una mejor cooperación entre los estados y las agencias internacionales, y sobre todo, la voluntad política, el compromiso y la determinación para tomar las medidas apropiadas a escala nacional y local. 

 
 
 

Noticias